Hace 20 años fuí testigo y parte del proyecto que quería transformar la realidad de nuestro Estado de Hidalgo, aquí aprendí que lo más importante de la labor social es servir y hacer las cosas bien.

El día de hoy somos una organización fortalecida, con identidad institucional respaldada por nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y su patronato, además de haber sumado a la sociedad civil a participar en la toma de decisiones de 48 municipios de nuestro Estado con las Redes Ciudadanas.

Mantenemos nuestros programas de asistencia social actualizados para poder llegar a quién más lo necesita de la mejor manera, con una comunicación efectiva con las nuevas generaciones en la que hemos propiciado su interacción con la comunidad.

Celebramos el compromiso de quienes han sido parte de nuestro noble proyecto y permanecen con lealtad, participando y apoyando de una u otra forma con vocación y convición de servir, misma que aprendieron al recorrer los diferentes municipios de nuestro Estado de Hidalgo con nuestros programas, de forma especial agradezco el apoyo del Rector, Mtro. Adolfo Pontigo Loyola, al Presidnte del Patronato, Lic. Gerardo Sosa Castelán, Coordinadores, Directores, cuerpo académico, administrativos y alumnos de los diferentes institutos y Campus que componen nuestra comunidad universitaria.

Hay mucho por hacer y estamos preparados para continuar haciendo lo que mejor sabemos: "Hacer el bien y contagiarlo".